Piezas de hormigón para un hogar más ecológico

EL PUNTO VERDE

Esta joven empresa madrileña ha ideado una estructura que, además de ahorrar en gastos y emisiones, consigue mantener el calor de un edificio

ANTONIO VILLARREAL | MADRID@BAJOELBILLETE

8 mayo 201513:27

Tradicionalmente, los edificios se construyen con encofrados, moldes temporales o permanentes, que se rellenan de hormigón con la forma y dimensiones deseadas. Sobre estas estructuras, los esqueletos del edificio. Luego se coloca el resto: las tuberías, el cableado, el cemento, las baldosas, los cristales y el yeso.

La arquitectura ha evolucionado muchísimo en los últimos años, especialmente con el uso del diseño asistido por ordenador. Sin embargo, el encofrado de hormigón siempre ha permanecido en el centro de todo, impertérrito. Pero ahora un grupo de emprendedores españoles podría alterar dramáticamente el curso de la historia del hormigón gracias a un sistema de estructuras con agujeros.

"El sector de la construcción es muy inmovilista, le cuesta mucho evolucionar", cuenta a Innova+ Alberto Alarcón, CEO de Holedeck. "Así, cuando hemos llegado con estos productos nuevos, y cuando vemos las líneas de producto que estamos desarrollando, nos damos cuenta de que representan una mejora muy radical".

Lo que permiten las piezas de Holedeck es que la estructura del edificio y la de las instalaciones coincidan. "En los edificios habitualmente hay un espacio de altura muy importante que se utiliza únicamente para reforzar las instalaciones, y que queda tapado por un falso techo", dice Alarcón. "Es un espacio que estaba completamente inutilizado y nos pareció interesante la posibilidad de investigar que el espacio de las instalaciones y el de las estructuras fueran coincidentes. Así podríamos reducir de forma radical el volumen construido de los edificios".

Con este sistema de bloques podrían fabricarse 6 plantas donde antes cabían 5

En 2012 construyeron un prototipo y, al ver que funcionaba y que era posible encargarse no sólo del diseño, sino también de la producción de estas estructuras de hormigón, Alarcón y sus socios montaron la empresa. Al igual que su invención, Holedeck tiene una estructura muy sencilla. Cuatro empleados fijos de perfiles diversos, entre la ingeniería y la arquitectura, cuatro becarios y luego una red de colaboradores. "Es un apoyo muy importante para nosotros, contar, por ejemplo, con ingenieros que saben de un material específico, porque te permite reducir los gastos fijos y tener a tu disposición a técnicos muy especializados", comenta Alarcón. "Son colaboradores en temas como ingeniería, cálculo de estructuras, instalaciones y finanzas. Tenemos una dinámica de reuniones puntuales y la verdad es que es una estructura que nos va muy bien. La recomendaría a las empresas tecnológicas".

La sostenibilidad energética de los edificios es algo que la propia Unión Europea persigue activamente desde hace años. Principalmente a través de la Directiva 2010/31, llamada Nearly Zero-Energy Buildings (NZEB, en inglés, de edificios de gasto energético cercano a cero), requiere que "los Estados Miembros asegurarán que para el 31 de diciembre de 2020, todos los nuevos edificios serán NZEB, y que a partir del 31 de diciembre de 2018, los nuevos edificios ocupados y de titularidad pública serán edificios NZEB".

Ventajas del sistema

"En cuanto a la sostenibilidad, hay muchas posibles formas de ahorro energético, nosotros creemos que lo más sostenible es lo que no se construye", dice Alarcón. En primer lugar, el sistema ayuda a reducir la altura total de los edificios, dado que las instalaciones y la estructura coinciden en el mismo elemento, ya no se necesitan elementos constructivos como pueden ser los falsos techos.

Desde la empresa ponen el ejemplo de que un edificio de cinco pisos de altura construido de forma tradicional podría contener una planta extra de ser edificado con Holedeck. "Todos los elementos verticales de fachada o muro tienen menos sección, por lo cual los edificios pueden reducir facturas entre un 15% y un 20%, sus emisiones de dióxido de carbono y su coste", dice el CEO. "Cuesta menos fabricarlo y al mismo tiempo es también más sostenible porque tiene menos elementos. Es lo que se llama ecoeficiencia".

Otra de las ventajas de este nuevo sistema, desde el punto de vista energético, es que funciona como un acumulador térmico, dado que tiene mucha superficie en relación con el volumen. Como explica Alarcón, "lo que hace es almacenar durante las horas de sol energía que luego va dispersando lentamente. Funciona un poco como cuando pones un plato de barro para mantener el calor de una carne a la parrilla".

Los bloques funcionan "como cuando pones un plato de barro para mantener el calor de una carne a la parrilla"

La principal dificultad que una empresa de este tipo se encontró al iniciar su andadura fue, precisamente, el agujero negro en que se encontraba la construcción en España. Como muchas otras "start-ups", tuvieron que mirar al extranjero nada más nacer para poder tirar hacia adelante. Actualmente, muchos edificios se están construyendo con Holedeck en países como Suiza, México, Colombia y Estados Unidos, donde acaban de entrar.

"La actividad fundamental de nuestra empresa es la I+D", sostiene Alarcón. "Tenemos un producto que cada día es un poco mejor, y cada una de esas mejoras implican estudiar nuevas líneas de producto o incluso nuevos productos". De hecho, una de las inversiones más grandes de esta empresa no es en personal o en materiales, sino en patentes. "Está claro, tienes una tecnología, pero tienes que protegerla para poder comercializarla", dice el CEO, que enumera una patente grande, la de la estructura principal, "con treinta y tantas reivindicaciones, o sea, es como si fueran cinco patentes juntas, y luego tenemos otras dos más".


Featured Posts
Recent Posts
Follow Us
Archive
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Instagram
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon

0034 952 227 263

0034 620 90 47 41

info@arthadesigns.com

© Artha Designs AT SL 2015